El Prat de Cabanes – Torreblanca es una estrecha franja costera de terreno de marismas y pantanos formados por depósitos cuaternarios.

Es la principal zona húmeda de la provincia de Castellón, al tiempo que uno de los hábitats húmedos menos alterados de la Comunidad Valenciana. Sus especiales características paisajisticas, geológicas y ecológicas le confieren un gran valor en el contexto del patrimonio natural valenciano.

Parque Natural Prat de Cabanes, Torreblanca

Su importancia está reconocida a escala mundial con la inclusión del espacio en la Lista de Humedales de Importancia Internacional, establecida en virtud de la Convención sobre los Humedales o de Ramsar, firmada en 1971.

El espacio destaca como ejemplo relevante de uso sostenible de los recursos naturales. El uso público, en términos de investigación, estudio, enseñanza y disfrute ordenado del medio, la actividad minera centrada en la extracción de turba, la ganadería extensiva, la agricultura, la caza y la pesca se practican de forma ordenada y compatible con la conservación del valioso patrimonio natural.

En el Parque se encuentran fundamentalmente tres grupos de comunidades vegetales: las de los saladares, las propias del cordón litoral y las acuáticas y palustres. Cabe destacar, la presencia en el Prat de especies de flora con una distribución muy localizada en la Comunidad Valenciana, como el enebro marino, la aristoloquia de flor amarilla, la saladilla fina o incluso endemismos exclusivamente valencianos como la ruda de marjal.

La fauna del Parque Natural posee gran importancia porque se pueden encontrar especies endémicas como la gambeta, el fartet o el samaruc. Las aves son el grupo faunístico mejor representado en el Prat, destacando entre la avifauna nidificante la colonia más importante de la Comunidad Valenciana de una escasa y amenazada especie como la canastera; de gran interés es también el aguilucho cenizo, el carricerín real, que presenta en el Parque Natural una de sus mayores poblaciones ibéricas, la cigüeñuela, el avetorillo, el charrancito, el chorlitejo patinegro, el pato colorado o la focha común. Entre las aves invernantes, podemos destacar la presencia habitual del cormorán grande, aguilucho lagunero, el ratonero común, el martín pescador o el pájaro moscón. Esta relación se completa con las aves que visitan el Prat durante sus viajes migratorios como la cerceta carretona, el águila pescadora, el chorlito gris o la collalba gris, entre otras. Pocas son las especies de mamíferos presentes en el Prat, destacando las poblaciones de rata de agua, conejo y comadreja.

Parque Natural del Prat de Cabanes – Torreblanca
Valora esta pagina