Cuevas de San José

Comarcas Castellón La Plana Baja

Visitar las Cuevas de San José

Un río navegable que discurre por el interior de la montaña y que puede ser visitado gracias a embarcaciones que se adentran en esta particular gruta.

Las Grutas de San José, o «Les Coves de Sant Josep«, como también se conocen en valenciano, se descubrieron a principios del siglo XX, aunque fueron ocupadas por los más antiguos habitantes de la zona como refugio natural. Poco a poco, los primeros exploradores fueron adentrándose en ella y descubriendo cavidades y salas que se abrían a sus ojos, mostrando las maravillas que han quedado ocultas durante millones de años.

En la primera mitad del siglo XX se fueron practicando mejores accesos, dinamitando parte de la roca y permitiendo que las embarcaciones pudieran navegar por el río subterráneo. Más adelante se habilitó la iluminación, que permitió que la electricidad llegara hasta el final del recorrido conocido y finalmente se abrió a los visitantes, que pueden adentrarse en el interior de la Tierra y descubrir el río subterráneo navegable más largo de Europa.

El paraje de las Grutas de San José cuenta con varios restaurantes y cafeterías, además de una zona de recreo para los niños. A la entrada de la cueva se accede tras adquirir la entrada en la taquilla, donde además se pueden encontrar recuerdos de la visita.

Distancias

A 37 km de Castellón

Ubicación

En el sur de la provincia de Castellón

 
Curiosidades

El recorrido de las Cuevas de San José

Al entrar, se forman grupos de unas 10 personas para acceder al embarcadero, donde esperan las barcas con las que se realizará la visita. Estas navegan gracias a la labor del barquero, que con la pértiga va dirigiendo la proa de la barca hasta las diferentes salas que pueden ser visitadas.

El recorrido es de unos 2 kilómetros a bordo de la barca y de unos 255 metros que se recorren a pie. El río continúa por la gruta, pero no se conoce cuantos kilómetros más recorre el río ni donde termina la cueva. La visita completa dura unos 45 minutos y en ella se pueden observar los conjuntos de estalactitas y estalagmitas que, según sus formas, recuerdan a animales y objetos cotidianos, de los que reciben el nombre.

 

 

Las Cuevas de San José

Otros parajes naturales en Castellón