Plaza de toros de Castellón de la Plana

La actual plaza de toros de Castellón se inauguró el 3 de Julio de 1887, ya que la anterior se derribó por falta de seguridad debido a su construcción en madera y ladrillos, dicho escenario taurino dio gran acogida a sus primeros toreros, “Lagartijo” y “Frascuelo”, batiéndose con los primeros toros de Duque de Veragua, siendo “Caramelo” el primer toro de la recientemente estrenada plaza de toros de Castellón de la Plana.
Durante los días de Julio, Castellón celebra la expulsión de los carlistas en este mismo mes de 1837. Las novilladas de la Feria de la Magdalena han sustituido con el paso del tiempo las celebraciones durante el mes de Julio.

Plaza de Toros de Castellón

¿Por qué se celebran las fiestas de la Magdalena en Castellon?

Las fiestas de la Magdalena se celebran en el tercer domingo de Cuaresma debido al traslado de los habitantes del cerro de la Magdalena a la llanura de la Plana.

Toros en Castellón de la Plana

Las fiestas taurinas comenzaron a tomar impulso a principios del siglo XX. El 28 de febrero de 1932, con toros de Carmen de Federico, Marcial Lalanda concedió la primera alternativa en esta plaza mediante la cesión que hizo del toro “Pegador” a Alfredo Corrochano, siendo el testigo Domingo Ortega.

La plaza, con un ruedo de 49 metros de diámetro, es un polígono de 60 lados. Dispone de amplios corrales, enfermería y de las adecuadas dependencias de los toreros. Los tendidos son de piedra artificial y sillería, y al final de éstos se sitúan las cómodas sillas de rellano, rematándose la plaza con un piso cubierto de palcos y tablones. Tiene capacidad para 13.000 espectadores.