Morella está preparada para comenzar la temporada de mayor afluencia de visitantes. Las vacaciones de Semana Santa y Pascua concentran cuatro días festivos en los que la ciudad se llena de gente debido a los diferentes atractivos de Morella. El Castillo, las murallas o la Basílica Arciprestal son las joyas arquitectónicas más conocidas, aunque Morella guarda más secretos dentro y fuera del núcleo urbano que atraen muchas personas durante estos días.

Morella la Vella guarda pinturas rupestres entre sus abrigos y paredes. Estas tienen 7.000 años de historia, se pintaron al neolítico y están declaradas Patrimonio Mundial por la UNESCO. Las pinturas rupestres se pueden visitar durante los cuatro días festivos con cita previa en la Oficina de Turismo de Morella.

Por otra parte, Morella cuenta con un término muy extenso y montañoso, perfecto para practicar deportes al aire libre como el senderismo o la bicicleta de montaña. Morella guarda gran cantidad de senderos y caminos para practicar estos deportes a diferentes niveles. Así, a través de Morellasingletracks se pueden consultar todas las rutas para MTB. Además, Morella también cuenta con el parque de aventura Saltapins en el que se deben atravesar diferentes obstáculos entre los árboles. De este modo, puentes tibetanos y tirolinas unen los pinos en diferentes circuitos donde puede disfrutar toda la familia. Este parque está ubicado en la Fábrica Giner, en las afueras de Morella.

Morella, candidata a Capital del Turismo Rural 2018

Estos atractivos han llevado a poder convertirse en Capital del Turismo Rural. La capital de los Puertos está entre las 10 localidades seleccionadas entre casi 300 de todo el territorio nacional. Así, a través de la página www.escapadarural.com/capital-turismo-rural la gente puede votar por Morella y conseguir este importante reconocimiento.