Castellón celebrará el próximo mes de abril Escala a Castelló, un evento marinero en el que participarán varios buques de época. Además, el evento contará con un mercado marinero y un espacio dedicado a las actuaciones musicales. Un fin de semana que traerá hasta al Puerto de Castellón la épica de la navegación en los siglos XVI y XVII, con la presencia de tres imponentes barcos. Estos son los buques participantes en Escala a Castelló.

El Galeón

Réplica de un galeón español del siglo XVII. Barcos que protagonizaron las rutas comerciales y culturales que durante más de tres siglos (XVI- XVIII) unieron España con América y Filipinas a través de las llamadas ¬flotas de Indias. Fue la ruta marítima más larga en duración y en recorrido de la historia de la navegación.

Fue construido en 2009-2010 por la Fundación Nao Victoria, bajo el diseño y dirección de Ignacio Fernández Vial, en los astilleros de Punta Umbría (Huelva) y botado el 30 de noviembre de 2010. Entre los años 2010 a 2016 ha navegado más de 48.000 millas náuticas por los grandes océanos y mares del mundo haciendo escala en puertos de los cuatro continentes del planeta, participando en diversos proyectos culturales. Ha surcado el océano Pacífico y el Índico, cruzado el Atlántico y navegado por el Mediterráneo, mar Rojo, mar de la China, mar Egeo, Bósforo y el mar Caribe. Ha visitado más de cien puertos de todo el mundo abriendo sus cubiertas al público.

La Nao Victoria

Réplica del navío que entre 1519-1522 realizó la Primera Vuelta al Mundo, la mayor hazaña marítima de todos los tiempos. Por primera vez en la historia un barco, que sale y regresa del puerto de Sevilla capitaneado por Juan Sebastián Elcano, consiguió rodear el planeta.

Construida en España en 1991, para trazar las formas y definir las características de la nave se siguió un largo proceso de investigación histórica dirigido por Ignacio Fernández Vial, su diseñador y constructor. Un exhaustivo estudio basado en fuentes documentales, crónicas, tratados náuticos del siglo XVI, e iconografía de la época, que permitió precisar sus dimensiones principales, arboladura, velas y equipos.

En 2004 para conmemorar la primera vuelta al mundo y difundir la labor descubridora de los marinos españoles, esta réplica de la Nao Victoria emprendió de nuevo desde Sevilla un viaje alrededor del globo. Durante los años 2004 a 2006 se navegaron 26.894 millas y se visitaron 17 países, convirtiéndose en la primera réplica histórica en circunnavegar la tierra.

El Shtandart

A principios del siglo XVIII Rusia consiguió uno de sus principales botines de la Guerra con Suecia: el acceso al mar Báltico. En la desembocadura del río Neva fue fundada la ciudad de San Petersburgo, la futura capital del imperio.

En 1703, en el astillero de Olonets por orden del zar Pedro el Grande, fue botada la primera fragata de la flota del Báltico, el “Shtandart”. Su primer capitán fue Pedro I en persona.

El buque de guerra recibió su nombre en honor al estandarte imperial. Antes de 1701 éste mostraba un águila sosteniendo en sus garras los mapas de los tres mares a los que Rusia tenía acceso (el de Azov, el Negro y el Blanco). Tras la adquisición del Báltico se añadió el cuarto.

La gran Guerra del Norte (1700–21), durante la cual se construyó el “Shtandart” duró 18 años más tras su botadura. El Shtandart tomó parte en acciones militares hasta el año 1719 cuando fue dado de baja. Tras esta, Pedro I promulgó un edicto de conservación del “Primogénito de la flota” (cómo él lo denominó) en calidad de monumento a la industria naval rusa.

Desgraciadamente, sin cuidados ni atención, el “Shtandart” y otros barcos atracados en el canal de Kronwerk se deterioraron muy rápidamente.

En 1727, una comisión enviada por Catalina I revisó el estado del buque y decidió llevarlo al dique seco para ser restaurado. Pero el tiempo y el agua ya habían deteriorado tanto el casco que durante los intentos de elevarlo, el cable cortó el casco en varias secciones. El viejo Shtandart fue desguazado y un nuevo decreto fue promulgado por la emperatriz: “En honor a su nombre dado por su majestad Pedro I se construirá uno nuevo

Pero esa orden sólo seria ejecutada casi 300 años después…

Historia de su reconstrucción

La construcción de la fragata réplica Shtandart es la historia de la realización de un sueño, un símbolo de determinación y de compromiso con unos objetivos.

Reconstruir una réplica del famoso buque de Pedro el Grande fue posible gracias a la energía y resolución de una nueva generación. És la prueba de que nada es imposible si estás dispuesto a ello. En 1994 un grupo de entusiastas de San Peterburgo comenzó la construcción. Los diseños del barco fueron recreados a partir de diversas fuentes.

La fragata se dividió en dos áreas: la parte histórica (las cubiertas) y la moderna (la bodega). Pañoles para barriles de agua, cabos para las anclas, balas de cañones y pólvora alojan ahora el necesario equipo moderno (dos motores diésel, bombas de agua, tanques, etc), el comedor, la cocina y los alojamientos de la tripulación. Todo aquello por encima de la cubierta principal es fiel a los diseños originales: Mástiles y masteleros, jarcia, cabrestante, cañones, la madera tallada y el timón.

Se combinaron métodos antiguos de construcción naval con las mas modernas tecnologías. Mucho tuvo que ser aprendido y descifrado en el lugar, intentando pensar como los carpinteros de ribera del siglo XVIII. Otras técnicas se aprendieron en libros de la época y acudiendo a diferentes archivos.

El equipo se componía por excelentes personas. El grupo de entusiastas se convirtió en un equipo unido por objetivos comunes capaces de realizar las tareas menos pensadas.

El 4 de septiembre de 1999 El renacido Shtandart fue bautizado. Su viaje inaugural fue en el verano del año 2000 haciendo la ruta de la Gran Embajada, llevada a cabo 300 años antes, viajando por aquellos países y ciudades donde el joven emperador Pedro I se instruyó en la construcción de barcos para crear la nueva Rusia fuerte.

Consulta el programa completo de Escala a Castelló siguiendo este enlace.

Descubre más sobre Escala a Castelló en la página web del evento: escalaacastello.com