Las vacaciones en familia son el mejor momento para poder disfrutar de la compañía de los niños, que muchas veces no pueden acompañarnos en el día a día. Estar junto a ellos y en Peñíscola, una de las poblaciones más turísticas de la provincia de Castellón es un verdadero placer, sobre todo si el establecimiento donde nos alojamos está pensado para hacernos pasar unas grandes vacaciones en familia.

El Gran Hotel Peñíscola está situado a solo unos metros de la playa, entre Peñíscola y Benicarló y ofrece una magnífica vista al peñón presidido por el Castillo de Peñíscola. La gran mayoría de sus 437 habitaciones tienen vistas al mar. Además, están preparadas para alojar a una familia completa, dos adultos y dos niños, gracias a las dos camas Queen Size que se encuentran en cada habitación.

Unas vacaciones de lujo a solo unos metros de la Playa de Peñíscola, con actividades para disfrutar en familia

El Gran Hotel Peñíscola ofrece la posibilidad de disfrutar del buffet libre, con una gran variedad de platos preparados y un show cooking donde se elaboran los platos del día frente al cliente, para que sea testigo de la frescura de carnes y pescados, cocinados en el momento. Además, los niños cuentan con un menú especial con todo los que les gusta, para que el comer sea un momento de diversión.

Para que las familias puedan disfrutar juntas, nada mejor que la piscina y las diversas actividades que se realizan en ella. Varias hamacas para uso de los clientes permite que puedan tomar el sol y refrescarse en las instalaciones, aunque también pueden utilizar la piscina cubierta, más tranquila que la exterior.

El Gran Hotel Peñíscola también dispone de una cafetería y un bar de copas, los dos con acceso a las terrazas exteriores y un club infantil donde los peques podrán disfrutar de juegos y películas mientras los papás se dan un chapuzón en la piscina. El hotel acaba de instalar una red Wifi muy potente que permite acceder a internet desde cualquier rincón del hotel.

Para disfrutar de unas buenas vacaciones en familia en Peñíscola, el Gran Hotel Peñíscola ofrece todo lo que se necesita para pasar unos días con la dosis justa de tranquilidad, emoción y actividades para todos miembros de la familia.