La localidad de Oropesa del Mar es una de las más atractivas de la provincia de Castellón y por ello, uno de los destinos preferidos por los visitantes que buscan playa, sol y distracción. Pero Oropesa del Mar no es un lugar donde solo se pueden disfrutar días de playa, sino que tiene otros muchos alicientes que convierten la estancia en algo para recordar.

El Casco Histórico de Oropesa se ha convertido en un complemento ideal para la estancia en las playas. Recorrer las estrechas calles de la población nos traslada hasta el ambiente más mediterráneo y nos muestra la historia de la población a lo largo de los siglos.

Desde la Iglesia Parroquial hasta el Castillo, el Casco Histórico esconde pequeños rincones que permiten descubrir los secretos de la población. También hay varios museos muy originales que tienen parte de esa chispa que hace falta para hacer que la visita a Oropesa del Mar sea más intensa y mágica todavía.

Los museos de Oropesa del Mar nos muestran la historia de los naipes, el arte de la forja y la historia de la población

El Museo del Naipe está situado en el Casco Histórico de Oropesa del Mar, en la calle del Hospital, número 1. En él se puede ver una colección de unas 5.000 barajas, de distintas épocas y estilos. También se puede ver la baraja más grande del mundo y conocer los estilos de estampación que se han ido sucediendo a lo largo de los años. Un viaje curioso por la historia de las barajas, algo que todos hemos utilizado para pasar el rato en más de una ocasión.

Paseando por las calles del Casco Histórico de Oropesa del Mar también encontramos el Museo del Hierro, donde se puede realizar un recorrido por la historia de la forja. Cerca de 500 piezas de la colección privada cedida por Luis Elvira y permite ver el trabajo de los herreros españoles, con piezas que van desde la fabricación de rejas a la de utensilios de cocina o joyas.

El tercer museo que se encuentra en el Casco Histórico de Oropesa del Mar es Naturhiscope, que recoge la historia de Oropesa del Mar y su relación con el mar Mediterráneo. También muestra, a través de varias imágenes y paneles, la transformación urbanística y social de la población desde el momento en que comenzó a recibir turistas hasta nuestros días.

Oropesa del Mar no es solo mar y playa, sino que también permite disfrutar de la historia de este pueblo marinero que hoy es todo un referente para los visitantes de la provincia de Castellón.