El origen de las Islas Columbretes situadas a 48 kilómetros de la provincia de Castellón, se remonta hace un par de millones de años aproximadamente. Debido a los grandes cambios en la corteza terrestre que se produjeron durante ese tiempo por toda la costa del Mediterráneo, más concretamente por todo el litoral de la provincia de Castellón. Las Islas Columbretes están formadas por un conjunto de islotes. Las más importantes son: l´Illa Grosa (Columbrete Grande), la Ferrera (Perrera), la Foradada (Horadada) y el Carallot (Bergantín).

El nombre Columbretes, se lo dieron los romanos al darse cuenta de la gran cantidad de serpientes que vivían en ellas. Estas fueron eliminadas mediante incendios provocados para librarse de ellas. Entre 1856 y 1860 se produjo la verdadera colonización de las Islas Columbretes, con la construcción del faro para guiar a las embarcaciones que pasaran por allí por la noche.

Las Islas Columbretes son una clara muestra de la gran actividad geológica que ha sufrido la zona durante muchos años. Ya que, si observamos detenidamente las islas, podernos observar con claridad la presencia de un gran número de cráteres o incluso restos de la chimenea de un volcán extinto. Actualmente, las Islas Columbretes, son un destino turístico. Distintas excursiones llevan a los visintantes a observar el paisaje que presenta este archipiélago, además de la gran diversidad de especies vegetales y animales. Cabe mencionar también, que suponen un hábitat único en todo el Mediterráneo, ya que albergan una gran diversidad marina que habita bajo sus aguas. Unas especies que no se pueden encontrar en otras partes del mundo, además de otras más comunes, aunque con características propias. Las aguas que rodean las islas Columbretes están protegidas, de manera que suponen un refugio natural para la fauna marina que vive en ellas.

Toda la información en www.visitaislascolumbretes.com

¿Te gustaría realizar una excursión a las Islas Columbretes?