Castellón tiene un lugar muy especial para la práctica del rafting. Si quieres prácticar rafting en Castellón, debes fijarte en un punto muy concreto de la provincia. El río Mijares tiene en su trazado un lugar ideal para practicar el rafting en Castellón, a su paso por Montanejos.

En este punto, existe un tramo con un recorrido muy intenso, ideal para la práctica del rafting en Castellón y en el que puedes vivir un descenso de aguas bravas de Tipo III, el único que se puede encontrar en la Comunidad Valenciana.

Esta actividad se puede realizar en el río Mijares, en un punto que se encuentra un poco más arriba de Montanejos y su zona de baños, donde el agua ya es más tranquila y ofrece un aspecto más “domesticado”.

La aventura del rafting en Castellón comienza en el “El Chorro”, el desagüe del pantano de Puebla de Arenoso. Este espectacular chorro de agua provee al Mijares de su caudal, interrumpido por el embalse y permite que en esa zona las aguas presenten esta imagen tan activa y potente.

Hay varias empresas que ofrecen el servicio de rafting en Castellón y todas operan en esta zona del río Mijares. Se trata de un tramo de pocos kilómetros que comprende el estrecho de Chillapájaros, donde se encuentran las caídas más interesantes para la práctica de rafting en Castellón.

A bordo de barcas hinchables, pequeños grupos de aventureros se lanzan por estas aguas bravas y consiguen superar una emocionante y divertida prueba, con un equipamiento que les aporta seguridad durante el descenso.

Cada descenso por el río Mijares está calculado y no existe riesgo para los participantes, así que cualquiera puede practicar rafting en Castellón en uno de los entornos del interior de la provincia más bonitos y con vistas espectaculares.

El recorrido termina en el pequeño embalse de Cirat, que deriva parte de la corriente del río para generar electricidad en la Central de Collado Blanco. A partir de este punto el caudal disminuye mucho, pero se recupera en la Fuente de los Baños de Montanejos, un lugar ideal para remojarse con tranquilidad tras la descarga de adrenalina que supone la práctica del rafting en Castellón.

Imagen | Somos Aventura