El Parque Natural de la Sierra de Espadán fue declarado como Parque Natural por el Gobierno Valenciano el 8 de octubre de 1998, convirtiéndose así en el segundo parque en extensión de la Comunidad Valenciana. Se encuentra en una de las estribaciones del Sistema Ibérico, que separa las cuencas del río Palancia en el Sur y el río Mijares en el Norte.

La longitud del Parque Natural alcanza los 60 kilómetros y tiene una superficie de 1.200 kilómetros cuadrados, que equivalen a 31.182 hectáreas. El perfil de la Sierra de Espadán ofrece un modelado caracterizado por abruptas crestas y lomas más suaves y redondeadas. Se inicia a pocos kilómetros del mar y en poco espacio alcanza los 1.106 metros de altitud del pico de la Rápita.

El clima mediterráneo es el predominante, como en toda la provincia y registra temperaturas suaves en invierno y algo más frías en la temporada invernal, aunque las precipitaciones son escasas y no se producen nevadas más que dos o tres días al año, en lo más crudo del año.

A lo largo y ancho de este Parque Natural se abren muchas rutas de senderismo, que pueden recorrerse durante todo el año y que lleva por muchos de los rincones del paraje natural, partiendo de la mayoría de los pueblos a los que pertenece.

El Parque Natural de la Sierra de Espadán se reparte entre 19 términos municipales, que son los siguientes: Aín, Alcudia de Veo, Algimia de Almonacid, Alfondeguilla, Almedijar, Artana, Ayódar, Azuébar, Chóvar, Eslida, Fuentes de Ayodar, Higueras, Matet, Onda, Pavías, Tales, Sueras, Torralba del Pina,  Vall de Almonacid y Villamalur.