La masiva llegada de los asistentes al FIB durante toda esta semana ha provocado que Benicàssim vea incrementar su población en varios miles de personas, lo que hace necesario que se incremente la atención sanitaria durante todos estos días de Festival. En el centro de salud de Benicàssim la asistencia se ha reforzado con un médico y una enfermera más. La incorporación de estos dos profesionales permitirá reducir el tiempo de espera ante cualquier consulta y agilizar la asistencia a quien lo requiera.

En Castellón, el Hospital General contará con toda la plantilla del servicio de Urgencias, que estará a pleno rendimiento hasta el domingo día 22 de agosto. El servicio se reforzará con tres a cinco enfermeras o enfermeros y hasta siete auxiliares de enfermería, según el turno, de manera que podrán afrontar los posibles picos de trabajo a causa de la celebración del FIB.

Benicàssim cuenta con cuatro consultorios más en verano, situados en la zona de la Avenida Ferrandis Salvador, como el Consultorio Atlanta y el Consultorio Azulmar; la calle Vila-real y la avenida Barcelona.

Además, desde principios de la semana se están activando los protocolos de circulación por el tramo de la N-340 que discurre junto al Recinto de Festivales. La velocidad máxima establecida es de 40 km/h y para acceder hasta la zona de aparcamiento los fibers han de utilizar la conocida como carretera del Desierto de las Palmas, y para abandonar el recinto, deberán utilizar la N-340.