La gastronomía de Castellón es muy conocida, tanto en el resto del país como en otros países europeos y del resto de continentes. Los visitantes disfrutan de los arroces y los pescados y mariscos de la costa, pero también con los productos del interior de la provincia, donde los embutidos, carnes y otros ingredientes forman parte de la rica tradición de Castellón y su restauración.

Pero lo que mucha gente no sabe es que existe también una gran variedad de vinos, producidos en pequeñas bodegas de la provincia de Castellón que se están haciendo cada vez más populares y que están recibiendo el beneplácito de los aficionados a una buena copa de vino. Son los vinos reunidos bajo la marca I.G.P. Castellón.

La marca I.G.P. Castellón incluye una gran variedad de vinos tintos, rosados y blancos producidos por pequeñas bodegas castellonenses.

El interior de la provincia de Castellón es una zona en la que se pueden encontrar algunas plantaciones de vides, plantas desde la que surgen las uvas que se convertirán luego en los vinos de la I.G.P. Castellón. Estos, tanto los tintos, rosados o blancos, están elaborados con uvas producidas en la provincia y para estar incluidos en la denominación. Si se trata de uvas traídas de otras zonas geográficas, no pueden incluirse en ella.

Los vinos de Castellón provienen de tres comarcas castellonenses, que son el Alto Palancia – Alto Mijares (Altura, Almedíjar, Arañuel, Azuébar, Castillo de Villamalefa, Caudiel, Chóvar, Cortes de Arenoso, Jérica, Ludiente, Montán, Segorbe, Soneja, Puebla de Arenoso, Viver y Zucaina); la comarca de Sant Mateu (Albocàssser, Atzeneta del Maestrat, Benassal, Canet Lo Roig, Catí; Cervera del Maestre, Xert, Coves de Vinromà, Culla, La Jana, La Salzadella, Rosell, Sant Mateu, San Rafael del Río, Tírig, Traiguera y Alcalà de Xivert); y la comarca Les Useres – Vilafamés (Benlloch, Cabanes, Les Useres, Serra d’Engarceran, Vall d’ Alba, Vilafamés y Vilanova d’ Alcolea).

vinos_castellon

Una docena de productores presentan sus vinos, que están siendo cada vez más reconocidos y que tienen una mejor valoración entre los buenos aficionados a los vinos españoles. Bodegas como Bodegas Flors o Barón de Alba son algunas de las que participan en la marca, aunque  son una docena las que ofrecen sus vinos en ella, a través de varias marcas.

Una manera de combinar los estupendos platos que se pueden encontrar en los restaurantes castellonenses para que la comida o cena sea integramente con productos de Castellón.