El Castillo del Papa Luna  es el principal monumento de Peñíscola y alrededor de él están los mejores lugares donde disfrutar de las mejores vistas al mar Mediterráneo. Su posición en la parte más elevada del peñón donde se ubica el casco histórico de Peñíscola hace que sea un lugar priviliegiado para ver tanto las espectaculares playas de Peñíscola como el mar, que se pierde más allá del horizonte.

Bajo el Castillo se abre el Jardín del Castillo, antiguo Parque de Artillería, donde estaban instaladas las piezas de artillería que servían de defensa del Castillo del Papa Luna frente a los ataques de los piratas berberiscos y otras fuerzas enemigas, que siempre han querido conquistar el castillo debido a su importante valor estratégico.

El Jardín del Castillo del Papa Luna en Peñíscola, el antiguo parque de artillería

La entrada al Jardín del Castillo del Papa Luna de Peñíscola se compra junto a la del Castillo, en las mismas taquillas situadas en la entrada del mismo. Después de visitar las estancias del Castillo se puede bajar hasta la entrada del Parque de Artillería y disfrutar de las vistas que se ofrecen desde allí. Además, la flora de la zona ayuda a pasar el rato bajo el sol y encontrar un pequeño remanso de paz para disfrutar de la tranquilidad.

En el Jardín del Castillo del Papa Luna de Peñíscola también se realizan exhibiciones de aves rapaces, que con la ayuda de varios monitores, se encargan de aportar el toque exótico y medievalista a la visita en vivo. No hay una experiencia más agradable que compaginar la visita a los dos monumentos el mismo día y después disfrutar de la excelente gastronomía de Peñíscola en cualquiera de los muchos restaurantes que ofrecen sus menús del día, arroces especiales, carnes y pescados.

Peñíscola es una de las poblaciones turísticas mas importantes de nuestra provincia y puedes realizar diferentes actividades. Puedes alojarte en el Gran Hotel Peñíscola, situado en primera línea de la Playa, cuenta con un gran spa y una piscina al aire libre.