Las Islas Columbretes son un archipiélago de islas de origen volcánico que se encuentra a unas 30 millas de la costa castellonense, unos 56 kilómetros mar adentro. Está compuesta por varios islotes, aunque solo puede visitarse una de las islas, la Illa Grossa.

Esta es el punto central de las Islas Columbretes, el único punto en el que se puede ver algo construido por el hombre. Se trata del faro, que avisa a los navegantes de la presencia de las islas, para que las evite y no tenga sorpresas desagradables por no percibirlas.

Antiguamente, este faro estaba habitado por fareros, aunque en la actualidad funciona de forma automática y solo viven allí los guardias que velan por el cumplimiento de las normas de este parque natural.

En su origen, el nombre viene de los primeros navegantes que llegaron hasta ellas, cuando le llamaron Ophiusa o Colubaria, que remitía a la cantidad de serpientes que encontraron en las islas. Para acabar con ellas, se incendió la isla, acabando con ellas de manera inmisericorde, en algún momento de los últimos años del siglo XIX.

Otras islas del archipiélago son la Ferrera, la Foradada y el Carallot, las más grandes. Están asentadas sobre un fondo situado a unos 80 metros de profundidad, donde duerme el volcán que las originó. Su composición ha favorecido la presencia de fauna y flora en sus aguas. De hecho, es uno de sus principales reclamos, ya que se practica el submarinismo para bucear junto a los peces que han elegido este enclava como hogar.

En las islas también anida una gran variedad de aves, que enriquecen el valor ecológico de la zona. Para visitarla, se puede contratar uno de los muchos tours que se organizan desde los puertos de Peñíscola, Oropesa del Mar o Castellón. Una de estas excusiones se pueden contratar desde www.visitaislascolumbretes.com, donde encontrarás un viaje en velero hasta las Islas Columbretes y disfrutar de una divertida jornada recorriendo la Illa Grossa, buceando en sus aguas o nadando en el Mediterráneo más natural.

Vegetación

Las plantas aprovechan las escasas lluvias para florecer y dispersar las semillas con rapidez. Entre marzo y principios de junio, dependiendo de la lluvias, podremos disfrutar de un estallido de colores y olores en la Isla que hará falta imaginar si la visitamos durante el verano.

Destacan dos endemismos: mastuerzo marítimo de Columbretes (Lobularia maritima columbretensis) y la alfalfa arbórea (Medicago citrina). La planta predominante es el sosa fina (Suaeda vera) que cubre mayoritariamente “l’Illa Grossa”. Otras destacables son la zanahoria marina (Daucus gingidium), el hinojo marino (Crithmum maritimum), el cambrón (Lycium intrincatum) y la paternostrera (Withania frutescens).

Fauna

Está dominada por las colonias de aves marinas nidificantes. La gaviota de Audouin, la pardela cenicienta, el halcón de Eleonor y el cormorán moñudo, encuentran en estas islas el único punto de nidificación de la Comunidad Valenciana.

Entre los animales destaca, sobre todo, el grupo de los artrópodos con 10 insectos endémicos. La singularidad faunística culmina con la presencia de una especie endémica de lagartija.

El interés de las islas se multiplica cuando nos sumergimos en sus fondos marinos. La complicada topografía de esos fondos marinos, llenos de escollos, bancos y bajos es el refugio natural para muchas especies sobreexplotadas por la pesca en nuestro mar. Además de una excepcional riqueza de especies y variedad de comunidades bentónicas, aparecen singularidades como el coral rojo y el alga Laminaria redriguezi, muy escasa en nuestro mar.

Visita a l’Illa Grossa: Itinerario puerto de Tofiño hasta el faro

A causa de la fragilidad de las islas, solamente es posible realizar la visita a l’Illa Grossa. El itinerario se hace en grupos reducidos de personas siempre acompañadas por los monitores o por los guardas, que harán una explicación de los aspectos más relevantes de la reserva. La visita dura entre una y dos horas. El paseo nos llevará desde las escaleras del puerto de l’Illa Grossa hasta el faro, pasando por el Centro de Visitantes donde hay una exposición referente a la historia humana y la pesca en el entorno de las Columbretes. Durante el trayecto podemos observar numerosos pájaros y aves marinas, lagartijas, insectos y las plantas más representativas de la flora isleña; todo esto enclavado en un majestuoso paisaje volcánico.

Visita al Centro de Información
El Centro de Información de la Reserva Natural de las Islas Columbretes está situado en el Planetari de Castelló. Dispone de una exposición sobre las islas y sobre el mundo de la pesca. Puede funcionar de forma autoguiada con la locución de un pescador como hilo conductor de la explicación. Hay sala de proyecciones y conferencias donde se pueden ver vídeos, audiovisuales y asistir a las charlas que se organizan con frecuencia.

Si quiere visitar las Islas Columbretes visite la web de reservas