Hay muy pocos festivales de música que sean capaces de vender todos los abonos casi un año antes de su celebración y sin que se conozca ni un solo grupo, solista o DJ que forme parte del cartel del próximo año. Pero el Arenal Sound ha sido capaz de conseguir esta proeza en solo 14 horas, después de que pusieran a la venta los bonos. Los precios comenzaron en 40 euros, pero a medida que iba pasando el tiempo fueron incrementando su precio hasta los 140 euros, que es la cifra que se pagó por los últimos bonos puestos a la venta.

Este próximo 2019 es el décimo aniversario del festival Arenal Sound y desde la organización han prometido la presencia de 100 grupos, solistas y DJ, por lo que la expectativa es bastante elevada. Hasta dentro de unas semanas no se comenzarán a conocer los primeros nombres que formarán parte de esta celebración, pero para los “sounders” esto no importa. Los bonos ya están todos repartidos y quien quiera disfrutar de este festival, que se ha convertido en uno de los más populares del mundo y con una larga lista de impacientes seguidores.

Esta impaciencia no solo se produce en este festival, sino que el festival de Glastonbury vendió sus 135.000 bonos en solo media hora y el Tomorrowland, que liquidó sus 400.000 bonos en una hora.