FITUR es la cita donde se dan a conocer alguna de las actividades y noticias relacionadas con el turismo más interesantes. El día 17 de enero se anunció por parte de la Diputación de Castellón que Castellón se reafirma en su vocación para ser “Tierra de Festivales” con la confirmación de la llegada de algo más de 700.000 visitantes a los distintos festivales que se celebran en la provincia de Castellón. El FIB, el Rototom Sunsplash y el SanSan Festival en Benicàssim y el Arenal Sound en Burriana representan un buen gancho para que los aficionados a la música y los conciertos de primer nivel se acerquen hasta las instalaciones de los mismos.

Para continuar con este incremento de asistentes a los festivales y fomentar la actividad de estos, la Diputación de Castellón ha aprobado un aumento del presupuesto para subvencionar estos festivales de 500.000 euros, alcanzando los dos millones de euros para subvencionar las actividades de estos grandes eventos del verano castellonense. Entre las novedades para este año, la Diputación fidelizará a los asistentes a los festivales con el programa “Fideliza Castellón“, premiando a los asistentes que vuelven año tras año con incentivos.

Para el presidente de la Diputación, Javier Moliner, los festivales tienen una especial importancia para atraer a unos visitantes que, sin la presencia de estos festivales, no llegarían a conocer la oferta turística de la provincia. Con los anuncios de los primeros cabeza de cartel de los grandes festivales, se han comenzado a vender los primeros bonos de los festivales, que cuentan con un público fiel que vuelve año tras año, buscando más la experiencia que se vive allí que los conciertos en sí.

Este año se celebran los 25 años del Rototom Sunsplash, que aunque no se celebra desde su creación en Benicàssim, se ha establecido como uno de los grandes eventos que no han de faltar en el calendario estival de la provincia de Castellón.