Muchas son las ciudades en las que prima el uso de la bicicleta por encima de otros medios de transporte. Esta iniciativa resulta muy interesante, ya que es muy importante la concienciación en cuanto al menor uso del vehículo y la preocupación por evitar la contaminación.

Es por ello que desde el Ayuntamiento de Castellón se plantea la creación de una red de nuevos carriles para bicicleta que facilite los desplazamientos de un lugar a otro. El concejal Rafa Simó apunta que la intención es convertir la bicicleta en un modo de transporte cotidiano; que resulte seguro, cómodo y fácil.

En cuanto a las infraestructuras, se plantea conectar los carriles de los ejes Norte-Sur y Este-Oeste. Para ello, se pretende conectar Benicàssim con Almazora, pasando por el centro de Castellón y el Grao con la estación, la Uji, Alcora, Sant Joan de Moró y Borriol.