La alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués ha anunciado que Benicàssim se prepara para recibir este fin de semana más de 25.000 personas en la celebración de que es, sin duda el evento popular más multitudinario del verano, la recreación histórica de Benicàssim Belle Époque.

Cada año acude más gente y de lugares más distintos hasta nuestro Paseo Marítimo para descubrir nuestro pasado modernista y nuestra historia como enclave de destino turístico que arranca en los inicio del pasado siglo. Este año, estamos convencidos de que, por primera vez superaremos los 25.000 asistentes, por lo que hemos empezado a prepararnos para la gran afluencia de público“.

El ayuntamiento, con la ayuda de las brigadas municipales y la policía local, ha acondicionado un solar municipal situado en la zona de Voramar, junto al Puente de Hierro, para facilitar el aparcamiento a los asistentes en una zona cercana al inicio del Paseo Pilar Coloma. Esta zona de aparcamiento, situada a apenas 200 metros del inicio del paseo Pilar Coloma, dará cabida a casi 200 coches que, de manera gratuita, podrán estacionar para seguir las actividades de Benicàssim Belle Époque.

Marqués ha destacado que “Hace seis años, nació esta iniciativa que, no solo pone en valor nuestra historia y nuestro patrimonio arquitectónico, sino que además genera una alta participación de benicenses que están orgullosos de sus orígenes como ciudad turística y no dudan en participar de forma activa en este evento“.

Este año, Benicàssim Belle Époque se dedica temáticamente a los “baños de mar“, el motivo real por el que los primeros turistas llegaban a la costa benicense. Alrededor de estos primeros chapuzones en los felices años 20 había toda una idiosincrasia, no solo de vestuario, sino de horarios, usos, condiciones, e incluso el largo de los bañadores con los que las señoras decentes podían acudir a la playa. Todas estas peculiaridades se desvelarán en las diferentes representaciones teatrales que, durante el fin de semana, se podrán seguir en el entorno del paseo marítimo.

Además, los asistentes podrán también acceder a un vuelo en globo cautivo, ver representaciones circenses de época o adquirir algún detalle artesano de las antiguas profesiones de manufactura, de cerámica, trabajo con cuero, orfebrería, y muchas más. Y para los más atrevidos, también se abre al público la peluquería Belle Époque, para poder lucir un peinado chic al más puro estilo parisino de la época.

Como actuación central del sábado noche y evocando a las grandes orquestas de los años 30, actuará la Big Band de Onda, acompañada con la voz de la Magnífica vocalistas castellonense, Barbara Breva y con la presencia también como solista, del clarinetista, Chema Peñalver. En el programa que la Big band ha preparado, se encuentran piezas tan conocidas como: Jumpin at the woodside, Jive at five, Cabaret, My heart belongs to daddy, Big spender, Fligth of the foo bird, Switch in time, Clarinet a la king, A tisket a tasket, Orange Colored Sky, Lets dance, Vereda tropical, Black Coffee Blues, I can cook too y Sing sing sing.

Además, durante todo el fin de semana, también se celebrarán los concursos tradicionales del evento, como el Fotomaratón, el concurso de pintura rápida el de vestimenta y el de ambientación de los puestos del mercadillo modernista.

En definitiva, todo un compendio de actividades de las que disfrutar y que se pueden consultar íntegramente en: http://benicassimbelleepoque.es/.