El verano ha llegado y lo hace, como cada año, apretando fuerte. Todos los expertos aconsejan que nos mantengamos bien hidratados y para eso hay que consumir agua. ¿Cuánta agua hace falta para que no nos falte en ningún momento? Pues esto varía en cada persona, claro, pero hay que hacer siempre caso a una señal inequívoca: la sed.

El agua ha de ser siempre el principal recurso para estar hidratados, aunque siempre podemos tirar mano de otras bebidas, que complementen al agua y que en realidad son eso, complementos a la ingesta de agua.

Bebidas para refrescarse en verano

Una de las opciones es disfrutar de las muchas propuestas que encontramos en una cafetería o heladería. La reina de las bebidas de verano es, sin duda, la horchata. Este preciado néctar elaborado con la leche de chufas hace las delicias de todos, aunque no calma la sed, precisamente.

El sabor dulzón de la horchata puede combinarse con el granizado de café, creando un sabor curioso y muy agradable. Algunas personas lo mezclan con granizado de limón, que tampoco está mal.

Actualmente hay una gran variedad de granizados, que se consiguen añadiendo siropes de sabores variados al hielo picado. Una delicia que hace que nos sintamos más fresquitos en esas horas de calor.

Sangría, bebida de verano

De los helados a las bebidas con alcohol

Pero no todo van a ser helados y los que gustan de un toque de alcohol tienen sus preferencias. No hablaremos de la cerveza, que es una de las bebidas más consumidas y que realmente sientan muy bien durante una tarde calurosa. Estas bebidas con alcohol han de tomarse con moderación, ya que provocan una deshidratación mayor y pueden ser bastante perjudiciales. Y ni hablar de consumir ninguna si hay que coger el coche

La sangría es otra de las bebidas del verano. La mezcla de vino, refrescos y trozos de fruta hace que sea muy agradable para disfrutarla bien fría. Además, hay otras variaciones, como es la sangría de cava, en la que se sustituye el vino tinto por el espumoso.

Y para momentos diferentes, podemos optar por la versión valenciana, el Agua de Valencia. El zumo de naranja y el cava son los ingredientes principales y no has de irte de la provincia de Castellón sin probarla.

Los cócteles fresquitos son también una buena manera de combatir el calor. Un mojito con mucho hielo puede ser un buen aliado contra el calor. Puedes elegirlo de varios sabores, ya que se pueden preparar con distintos ingredientes.

Hay más bebidas para combatir el calor, así que las posibilidades son casi infinitas. Solo has de tener en cuenta que el alcohol deshidrata y que puede resultar peligroso en determinadas ocasiones.

Compartir