Las Tascas de Castellón son parte importante del ocio de Castellón. Su ubicación, en el centro de la capital de La Plana es ideal para ser uno de los puntos de reunión de grupos de amigos que quedan para disfrutar de unas cervezas antes de una cena, tapear antes de una comida o disfrutar de la primera toma antes de comenzar la ruta de pubs y discotecas de la ciudad
Pero precisamente por eso, se han situado en el punto de mira de la Asociació Castelló Sense Soroll, un grupo de vecinos que busca protegerse del exceso de ruido que se provoca por la presencia de personas en este espacio tan conocido por todos.
Hace ya un tiempo que se intentó eliminar parte de este problema, que existe y realmente afecta a los vecinos de las calles Vera e Isaac Peral, entre otras. En ese momento se consiguió evitar que las Tascas de Castellón cerraran por la noche y se mantuvo el horario que mantienen actualmente.
Ahora, un juez ha dado la razón a los vecinos, así que ha decretado una serie de acciones para evitar que el ruido sea un problema, limitando el consumo de alcohol en la calle a partir de las 22:00 horas.
Esto no quiere decir que las Tascas de Castellón van a desaparecer, sino que no se puede consumir alcohol en la calle, tal y como se viene haciendo ahora. Con la sentencia, el juez solo autoriza el consumo de bebidas alcohólicas en la calle hasta las 22:00 horas, aunque las Tascas podrán estar abiertas y funcionando.
Solo se podrá consumir alcohol en los veladores, es decir, en las mesas que hay en las puertas de los locales, sin que se permita que existan las aglomeraciones de personas que se agolpan ahora en las puertas de estos y que son los causantes de la contaminación acústica de la zona.
Sin embargo, antes de esa hora se podrá estar de la misma manera que se ha hecho siempre, disfrutando de la compañía de los amigos. Esta sentencia, sin embargo, puede acabar con una tradición de ocio en Castellón, porque las Tascas de Castellón son ese punto de reunión y partida de la ruta del ocio nocturno.
Una vez más, se enfrenta el derecho al descanso de los vecinos con una tradición que tiene cuarenta años y que reúne, cada noche del fin de semana, a más de 3.000 personas. Por otro lado, las Tascas de Castellón seguirán funcionando a partir de esa hora, aunque, claro, sin la afluencia de personas que es habitual…
La aplicación de esta sentencia comenzará en el mes de abril y supondrá un antes y un después en el ambiente del centro de Castellón. ¿Para bien o para mal?

Compartir
Artículo anteriorBEF 2017
Artículo siguienteComo llegar al BEF festival