La Renegà es un conjunto de pequeñas calas de rocas y arena gruesa, esculpidas a golpe de mar y viento, rodeada de una vegetación enrevesada que la convierte en un lugar prácticamente mágico.
Es el entorno ideal por sus fondos marinos para la práctica del submarinismo o para ir a pasar el día entre las frondosas pinadas que alcanzan casi la misma orilla.
Se accede en coche o caminando la Vía Verde del Mar, antiguo trazado del tren.

Datos de interés:

Longitud: 1270 m.
Anchura media: 3 m.
Ocupación: baja
Certificada : ISO 14001.