En Burriana, junto al Grao, se encuentra un lugar que es prácticamente único en la provincia de Castellón, ya que se trata de un paraje compuesto por una zona de bosque de ribera. Este tipo de bosque está compuesto por chopos y sauces, que se encuentran en las orillas del río Anna, mientras que en el cauce se pueden encontrar juncos y carrizos.

Este paraje es el Clot de la Mare de Dèu, que es la desembocadura del río Anna, está ubicado en el Grao de Burriana, junto a las playas de la localidad, compuestas en este tramo por canto rodado. Muchos burrianenses eligen este paraje para pasear o hacer deporte, ya que hay un recorrido circular que recorre todo el Clot y permite adentrarse en el paraje para disfrutar de la naturaleza.

Clot de la Mare de Deu

La exuberante flora esconde también una nutrida fauna de río, que incluye el zampullín chico, el avetorillo común, el correlimos y la garcilla buellera entre otros, además de reptiles que viven en el agua estancada, como la culebra de agua, la culebra bastarda y el galápago europeo.

Se trata de un entorno ideal para pasear en tranquilidad, bien sea en otoño e invierno, cuando hay menos visitas a la población costera o en primavera y verano, en los que se puede combinar la visita a las playas de El Arenal, de fina arena, como a las de piedra, menos masificadas, con un paseo a la sombra de los árboles que pueblan el Clot.

Además, a la entrada del paraje se puede encontrar la Torre del Mar, una construcción defensiva que data del siglo XVI y que se conserva presidiendo la desembocadura del río Anna.