Como su nombre indica, la playa de Pedrarotja se caracteriza por el suave guijarro de color rojo pardo que antiguamente se encontraba en esta parte norte del litoral Moncofense, en la actualidad es una zona privilegiada para los veraneantes que disfrutan de una las más zonas tranquilas y con mayor dotación de servicios.

Esta formada por tres playas que forman pequeñas calas al norte de las escolleras en trazado de 550 metros se encuentra un punto accesible de la Comunidad Valenciana, zonas de vigilancia y socorrismo, y diferentes campos deportivos en la misma orilla del mar .