Playa la Caracola

Esta extensa playa une los términos municipales de Benicarló y Peñíscola, con una longitud de unos 800 metros. Está formada por cantos rodados, lo que propicia que no esté masificada y se pueda disfrutar bien de una jornada de playa tranquila y divertida. En la parte sumergida se puede ver una superficie formada por fina arena, que complementa la piedra de la zona de playa.

Es una playa semiurbana, totalmente accesible y con aguas limpias y tranquilas. Junto a ella se encuentran muchos establecimientos hoteleros y de restauración, lo que la convierte en un lugar con todos los servicios que se necesitan para disfrutar de las vacaciones.

Datos de interés:

Longitud: 800 m.

Anchura media: 15 m.

Ocupación: Media

Certificada : ISO 9001, ISO 14001, EMAS

Cantos rodados y arena.

Apartamentos turísticos, chiringuitos, duchas.

Encontramos esta playa en un entorno semiurbano, al comienzo de la larga recta formada por las playas que une los municipios de Benicarló y Peñíscola.

Con grava en la superficie litoral y arena fina en la zona marina, la Caracola es una zona idónea para baño, pues se cuenta además entre las playas accesibles de la provincia.

Datos de interés:

Longitud: 800 m.
Anchura media: 15 m.
Ocupación: Media

Certificada : ISO 9001, ISO 14001, EMAS

Cantos rodados y arena.
Apartamentos turísticos, chiringuitos, duchas.